Cuchara

POTAJE DE ESPINACAS Y BACALAO

POTAJE DE BACALAO CON ESPINACAS

INGREDIENTES

– 500 gramos de garbanzos

– 500 gramos de espinacas

– 300 gramos de bacalao desalado

– 2 cebollas

– 3 dientes de ajos

– 1 hoja de laurel

– 1 cucharadita de pimentón

– ½ cucharadita de pimienta molida

– 2 huevos

– AOVE

– SAL

POTAJE DE BACALAO CON ESPINACAS

ELABORACIÓN

La noche anterior a la elaboración del potaje, de garbanzos, ponemos los garbanzos a remojo en un bol grande, con agua caliente y sal, el agua no debe de estar hirviendo.

Ponemos en una olla a presión 3 litros de agua y la dejamos al fuego. En el momento que el agua comience a hervir, se le añade los garbanzos escurridos, una de las cebollas, un diente de ajo entero y limpio, el laurel, un poco de pimienta y la sal. Una vez que empiece a hervir, desespumamos con una espumadera. Cuando ya veamos que suelta poca espuma, cerramos la olla, ponemos a fuego medio y lo dejamos cocinar durante 20 min.

Después de este tiempo y quitarle la presión a la olla exprés, la abrimos y comprobamos cuanto de tiernos están los garbanzos. Si vemos que no están todo lo tierno que deberían, volvemos a cerrar y lo dejamos entre 5 y 10 min. más a fuego medio.

Pasado este tiempo apartaremos la olla del fuego y le quitaremos la presión para después poder abrirla sin peligro. Una vez abierta, la dejamos la olla abierta y puesta a fuego suave. Enjuagamos las espinacas y las escurrimos, para añadirlas al potaje junto con el bacalao hecho trocitos y removemos, dejando el fuego al mínimo.

Aparte, en una sartén, con un poco de AOVE, doramos a fuego lento la cebolla que quedaba cortada a daditos y los dientes de ajo que teniamos apartados en láminas, hasta que estén pochados. Cuando esto suceda, añadimos la cucharada de pimentón removiendo y apartando del fuego. El contenido de esta sartén se lo vamos a añadir al potaje, y lo dejaremos cocinar todo junto para que se mezclen los sabores.

Mientras tanto, batiremos los huevos y reservamos, probamos el guiso y rectificaremos de sal si fuese necesario.

Retiramos del fuego y añadimos los huevos removiendo de manera envolvente para que cuajen.

POTAJE DE BACALAO CON ESPINACAS

Un inciso: cada olla es diferente, así que sigue un poco tu instinto con ella y adapta lo que te sugiero a tu olla.

Este potaje se disfruta mejor en caliente, es la típica receta de esta época (cuaresma o semana santa) pero a mi me encanta también para comerla en otoño, ya que es completísima y nada costosa.