Tenedor

PISTO CON HUEVO FRITO

PISTO CON HUEVO FRITO

INGREDIENTES

– 1 cebolla grande

– 3 pimientos verdes

– 1 calabacin

– 1 berenjena mediana

– 1 una lata de tomate triturado natural de 400g

PISTO CON HUEVO FRITO

ELABORACIÓN

Vamos a comenzar preparando las berenjenas, ya que para quitarles el amargor, las vamos a poner, cortadas en cuadraditos, en un bol con agua y sal unos veinte minutos. Mientras la berenjena está en el agua podemos cortar las demás verduras.Lo haremos del mismo tamaño dentro de lo posible.

Después tendremos que poner a escurrir la berenjena, y mientras eso sucede prepararemos al fuego una sartén con un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra y cuando este caliente añadimos las cebollas y los ajos y los ponemos a pochar. Cuando veamos que las cebollas estén ya algo melosas o translucidas, agregamos el pimiento que lo dejaremos sofreir unos 3 minutos para que suelte el agua y ablande un poco. Luego es el momento del calabacín y la berenjena escurrida. Sofreimos todo unos 8 minutos para que las verduras suelten el agua y se cocinen ligando los sabores. Seguimos añadiendo la lata de tomate triturada con una pizca de sal y cocinamos a fuego lento unos 10 – 15 minutos para que el tomate se fría. Por último sólo nos queda probar de sal y acidez. Si notamos que el tomate está muy ácido se le puede añadir una cucharilla de café de azúcar, pero es opcional.

PISTO CON HUEVO FRITO

Deciros que yo uso tomate en lata porque siempre tengo en la alacena. Hay personas que prefieren hacer su propio tomate. Sólo tendríais que quitarles la piel a un kilo de tomates (yo siempre prefiero los de pera, bien maduros, pero puedes usar el tipo que prefieras), y ya de manera opcional también quitarles las semillas, añadirlo a las verduras ya pochadas y moverlo de vez en cuando para que el azúcar natural del mismo tomate no se pueda adherir al fondo de la cazuela o sartén donde estés cocinando.

La verdad que si usas enlatado de calidad, en esta o en cualquier receta, el resultado será bueno. Elije producto de España, es donde tenemos las mejores verduras y más cultura conservera. Y asi apoyaremos el comercio nacional. En estos tiempos que corren creo que es un buen gesto, aparte de poder disfrutar de las mejores hortalizas y verduras del mundo todo el año.

Esta receta aparte de ser un clásico y ser muy fácil, es ideal para tener en la nevera, ya que puede aguantar bastante tiempo si lo conservamos en tarro de cristal. La forma más clásica de comerla es acompañando el sofrito con huevo y patatas fritas. Aunque es perfecta para acompañar a carnes y pescados al horno. Puedes comerla como guarnición o plato único. Incluso una receta tan humilde como ésta, en una tosta de pan rústico con jamón y huevo de codorniz se convierte en una cena de lujo.