Con las manos,  Tenedor

ENSALADILLA DE PIMIENTOS ASADOS

ENSALADILLA DE PIMIENTOS ASADOS

INGREDIENTES

– 3 Pimientos rojos para asar

– 3 Pimientos verde para asar

– 2 Tomate rojo mediano

– 1 Cebolla grande

– AOVE, vinagre y sal al gusto

ENSALADILLA DE PIMIENTOS ASADOS

ELABORACIÓN

Precalentar el horno a 200º grados, forrar una bandeja de horno con papel de aluminio donde quepan todas las piezas.

Lavar los pimientos y ponerlos en la bandeja del horno con un chorreón de aceite, el tomate entero y la cebolla limpia y partida por la mitad. Meter la bandeja en la mitad del horno calor arriba y abajo unos 45 minutos y después darle la vuelta a las verduras y asarla otros 30 min hasta que se vea que las verduras están blanditas y se han “desinflado”.

ENSALADILLA DE PIMIENTOS ASADOS

Sacarlas del horno y ponerlas en un bol donde quepan todas. Taparlas con papel de aluminio y dejarlas enfriar. Cuando estén frías pasaremos a limpiarlas. Y aquí es dónde habita la madre del cordero. Os explico :

Para limpiar lo pimientos, hay que hacerlo con las manos, quitandoles los pellejos y semillas sin mojar las verduras. Si quedan semillas, una forma de quitarlas es teniendo agua cerca (un grifo o un bol con agua) e ir humedeciendote las manos y quitarlas con paciencia. Creéme: es más maña que fuerza, no es complicado, pero como todo en la vida tienes que cogerle el truco. Cuando estén todos limpios, se parten en tiras y se corta la cebolla y los tomates en pedacitos. Lo unimos todo en una fuente y se le añade un poco de jugo del asado, un chorreón de AOVE y un puntito de vinagre (aunque yo el vinagre no siempre se lo agrego) y ya por último sal al gusto.

Os voy a dar dos consejos más, ya que ésta ensaladilla da muchisimo juego.

Esta receta es un acompañamiento ideal para pescado frito. En Málaga es muy común ponerla sobre el pescado frito, y cuando había chanquetes se comía todo junto “empujando” con el pan. Pero a mi también me gusta con atún, con huevo duro, con bocas o palitos de mar. Aparte me parece un acompañamiento perfecto para un pollo a la plancha o una tortilla francesa.

ENSALADILLA DE PIMIENTOS ASADOS

Y otra cosa que mucha gente no sabe es que se puede aprovechar de una manera maravillosa el líquido que se queda en la bandeja del horno una vez ya están asados. Para mí es ORO. Yo lo guardo en un bote de cristal, en la nevera y con él hago vinagretas para ensaladas de arroz o quinoa. Aliño tomates fritos que después uso para pizzas o pastas. O incluso para cuando haces tostas de atún, o de carnes a la plancha, le echas un poquito por encima y da un sabor muy rico.

Cómo véis es una receta básica, fácil, barata y que da mucho juego :

yo le pongo un 10… y vosotros?